El Punto.

 …donde hay un punto, hay un camino.

Peter H. Reynolds

Punto. Línea. Garabato. Mancha. Textura. ¿Cuál es tu marca? Inspirada en un libro infantil llamado “El Punto” de Peter H. Reynolds la frase “sólo pon tu marca” se convirtió en mi mantra personal a la hora de trabajar y dar clases.

En el cuento vemos a una niña frustrada frente a una hoja en blanco. No sabe que dibujar y el tiempo de su clase terminó. Sin embargo su profesora cree que todo el mundo tiene una capacidad creativa dentro de sí y la anima a poner su marca propia. En palabras del autor: “No tienes más que hacer una pequeña marca y observar adónde te lleva.” Vashti, la niña, pone un punto.

Empezar no siempre es fácil. ¿Que pinto, que hago, me preguntan mis alumnas? A veces paraliza. El lienzo o la hoja en blanco pueden llegar a intimidar sobretodo por que no queremos echarlo a perder. Es parte del proceso creativo. Vencer el miedo o el introyecto de no creernos capaces de pintar.

Mi marca es la línea. Es lo que ha definido mi trabajo en los últimos años. Las líneas registran el instante. Encuentro en cada línea la exploración de una mirada propia. Cada trazo es un gesto, una huella; el testimonio de una voz única e irrepetible. Escucho de mis alumnas; lo tuyo son las rayas, tu trazo es muy suelto, tú hazme la línea.

“Donde hay un punto, hay un camino” dice Reynolds. Se dice fácil, hacer de un punto tu marca. No obstante es posible hacer de ese punto, tú punto. Toma tiempo, práctica y sobretodo confianza en que eso te va a hacer destacar entre los demás puntos. El tuyo.

Gabriela Sánchez

2017-04-07T17:26:12+00:00